Logo La Bastilla

Bienvenidos a La Bastilla

Celebraciones y bodas

Entrar

Haz click para entrar en la zona de bodas de La Bastilla

Zona MICE para Profesionales

Entrar

Haz click para entrar en la zona de empresas de La Bastilla

Menu blog

Padres divorciados: Consigue buena armonía en tu boda

Cuando tomamos la decisión de organizar una boda lo hacemos con toda la ilusión del mundo. Queremos tener la boda de nuestros sueños y que al mismo tiempo nuestros familiares y amigos se sientan cómodos y vivan con nosotros un día inolvidable. Nuestros padres son unas de los invitados más especiales, y es habitual que tomen un papel protagonista como padrinos y testigos. Pero, ¿qué hacemos si nuestros padres están divorciados y se llevan mal? ¿Cómo conseguimos que no haya tensiones y que todo el mundo disfrute al máximo de este gran día?

El primer paso para conseguir que la boda no se nos vaya de las manos es hablar con cada uno de nuestros padres por separado y contarles qué es lo que nos preocupa. Seguramente a ellos también les provoque cierta angustia esta situación, aunque intenten disimularla. Pregúntales qué opción preferirían a la hora de sentarse en la mesa (eso sí, resérvate para ti la decisión final después de haber valorado las diferentes opciones). Suele ser habitual que nuestros padres hagan un esfuerzo por llevarse bien en ese día, pero cuando la relación no es cordial, es lógico que no queramos que nuestros seres queridos pasen por una situación incómoda o desagradable. No te preocupes porque todo tiene solución.

Situación 1: Padres divorciados pero bien avenidos

En este caso, lo tienes mucho más fácil pues puedes apostar por situarlos a los dos en la mesa presidencial. Ahora viene la gran pregunta: ¿qué hacer con sus acompañantes? Puede darse el caso de que uno quiera venir con alguien a la boda, que uno tenga pareja y el otro no, que ambos quieran venir con sus acompañantes… Lo mejor, es hablar con ellos por separado y ver qué intención llevan y después pensar en las diferentes opciones. Puedes incluirlos a todos ellos en la mesa presidencial, de forma de que estén acompañados por las personas a las que quieren y sus nuevas parejas también se sientan integradas. Otra opción consiste en sentar sólo a los padres con vosotros en la mesa presidencial y a los acompañantes en otras mesas cercanas, siempre acompañados por otros familiares o amigos.

Situación 2: Padres divorciados que se llevan mal

¿Tus padres no pueden ni verse? El día de tu boda quieres que te acompañen pero, ¿cómo hacer para que no se sientan incómodos? Una opción puede ser que en la mesa presidencial estéis sólo vosotros y después sentar a vuestros padres con familiares y amigos en diferentes mesas. De esta forma evitáis problemas y cada uno está con aquellas personas con las que quiere estar. Si prefieres otra idea, una opción muy de moda últimamente y que encaja perfectamente con esta situación es que los novios no tengáis sitio fijo, sino que os sentéis en una mesa diferente para cada plato. Así podréis disfrutar de la presencia de vuestros familiares y amigos de forma más cercana; quedaréis genial con ellos y evitaréis problemas.

Sea cual sea la situación, lo principal es que todos estéis cómodos. Si habláis antes con ellos e intercambiáis impresiones, seguro que encontráis la mejor solución para tener una boda feliz y sin complicaciones.

Categoría: 
Volver

Experiencias La Bastilla

Conoce las experiencias de otras parejas que han vivido su experiencia con La Bastilla

Experiencia: "Mejor de lo que habíamos soñado"

“Recuerdo que la primera vez que...

carlota-gabriel-experiencias-la-bastilla

Esta historia...

Marta e Ignacio

Marta e Ignacio eran amigos desde...

experiencia-boda-torre-mirahuerta-isabel-alex

El sueño de esta pareja era...

andrea-jorge-experiencias-la-bastilla

La suya no es...

Experiencia: "Desde el principio vuestra atención fue perfecta"

“Nos encantó como nos tratasteis...

Top