Logo La Bastilla

Bienvenidos a La Bastilla

Celebraciones y bodas

Entrar

Haz click para entrar en la zona de bodas de La Bastilla

Zona MICE para Profesionales

Entrar

Haz click para entrar en la zona de empresas de La Bastilla

Menu blog

Maestro de ceremonia, ¿yo?

maestro-ceremonia

Las bodas civiles están en auge y una de las tendencias actuales es que los novios se casen de forma oficial un día y organicen una ceremonia ficticia el día de la celebración. Este acto no tiene valor legal, ya que los papeles hay que firmarlos ante el juez, el notario o el cargo que pueda oficiar bodas. Pero sí tiene valor sentimental para los novios y puede convertirse en el momento más especial de su vida.

Principalmente porque se casan en el lugar que quieren sin depender de nadie ni nada o en la finca que les tiene enamorados desde hace tiempo como éstas. Será un momento mágico y muy personal. Por eso, muchos novios eligen a sus seres más cercanos para oficiar esta ceremonia. ¡A los hermanos o hermanas o los mejores amigos les suele tocar este premio!

Así que si te han pedido ser el maestro o maestra de una boda lo primero es no ponerse nerviosa y aceptarlo porque… si tu mejor amigo o amiga, si tu hermano o prima te pide este favor, ¡no te puedes negar! Así que en este post vamos a darte las claves para para que tu papel salga lo mejor posible. El objeto es conseguir una ceremonia emotiva, divertida y diferente.

DEFINIR EL TIPO DE CEROMONIA

Lo primero que hay que hacer es definir el tipo de ceremonia junto a los novios. Definir si habrá música durante el acto o solo al principio y al final, cuántos discursos habrá, si la lectura de la ceremonia civil va ser un pequeño fragmento simbólico o si habrá votos por parte de los novios. También puede pasar que ellos mismos quieran delegar en ti para que todo sea una sorpresa.

REDACTAR EL GUIÓN

Una vez tengas claros todos los puntos anteriores toca ponerse manos a la obra. Independientemente de si la llegada de los novios al punto elegido es por separado, con la madrina y el padrino respectivamente, o si es los dos juntos, tendrás que redactar un texto de entrada. En él deberás de presentar a los novios y comentar algún detalle de su historia de amor como cuándo se conocieron o alguna anécdota divertida. ¡Ahí se te quitarán todos los nervios!

A continuación, se suelen leer los discursos. Tendrás que haberte puesto previamente en contacto con los dos, tres o cuatros familiares o amigos que vayan a leer. Es aconsejable que puedas leerlos con antelación para confirmar que se adaptan al estilo de la ceremonia. Si los conoces, podrás prepararte sus presentaciones con alguna anécdota que no supieras para que sorprendas a los novios.

(Finca Torre Mirahuerta, foto Mandarina Wedding) 

Tras los discursos, los novios tienen que decir sus votos o los motivos por los que quieren casarse. En una ceremonia personalizada suele ser la parte más emotiva de la boda y la más esperada pero no siempre se hace. Si es el caso, será el momento del “sí quiero” tras la previa lectura de los artículos de la Constitución que hayas elegido para dar importancia a la ceremonia. El “puedes besar a la novia” también puedes decirlo, ¡les encantará!

Por último, podrás leer un pequeño texto de despedida de mejores deseos. Te aconsejamos que éste sea breve ya que, a partir de ahora, los verdaderos protagonistas volverán a ser los novios, si alguna vez lo habían dejado de ser. Se firma el alta y los novios volverán a salir con la canción elegida.

PREPARACIÓN

¡Ahora ya toca ensayar! Primero sería aconsejable verlo con los novios para tranquilizarles y que sepan cómo va a ir todo. Eso sí, si hay alguna sorpresa… ¡omítela durante los ensayos! Ellos estarán tranquilos y tú también, ya que sabrás que has acertado con los textos elegidos.  

Después es tiempo de preparártelo tú solo. Recuerda que, aunque te lo quieras aprender de memoria, es importante que lo lleves escrito por si lo nervios te juegan una mala pasada. Si es al revés, si prefieres leer, acuérdate de alzar la mirada de vez en cuando para mirar a los novios y hablar lo más despacio posible. Los nervios suelen llevar a hablar muy rápido perdiendo la dicción. Para ello te recomendamos que ensayes delante de un espejo y con un lápiz en la boca para vocalizar bien y lo más importante, hazlo con cronómetro en mano para calcular los tiempos.

(Finca Hacienda Las Flores, foto Miguel Ángel Muniesa)

Si te han elegido a ti es porque estás acostumbra a hablar en público o porque saben que lo vas a hacer bien así que los novios confían en que lo vas a hacer de lujo. Otro truco es buscar la colaboración de algún invitado para darle más dinamismo añadiendo el factor sorpresa. ¡A los novios seguro que les emociona y se divierten, hagas lo que hagas!

Categoría: 
Volver

Experiencias La Bastilla

Conoce las experiencias de otras parejas que han vivido su experiencia con La Bastilla

Marta e Ignacio

Marta e Ignacio eran amigos desde...

carlota-gabriel-experiencias-la-bastilla

Esta historia...

experiencia-boda-torre-mirahuerta-isabel-alex

El sueño de esta pareja era...

experiencia-boda-ene-maitia-navarra

Se conocen desde pequeños, porque...

Experiencia: "Desde el principio vuestra atención fue perfecta"

“Nos encantó como nos tratasteis...

¡GRACIAS por tanto! ¡No podemos...

Top